Tratamiento de linfedema

El linfedema es una acumulación anormal de líquido rico en proteínas en los tejidos, que causa inflamación debido a una obstrucción en el sistema linfático. El linfedema se encuentra más comúnmente en los brazos y piernas, pero también puede afectar el tronco, cuello, pecho y genitales. La aparición es gradual en algunos pacientes y repentina en otros.

Existen dos tipos: linfedema primario y secundario. El linfedema primario también se conoce como linfedema congénito. Esta condición puede estar presente desde el nacimiento, pero a menudo se desarrolla en la pubertad. El tipo más común es el linfedema secundario, que resulta de la cirugía o la radiación para cáncer, infección, trauma, tumores malignos e insuficiencia venosa crónica.

Las señales y síntomas de linfedema pueden incluir:

  • Sensación de llenura o pesadez en el brazo o la pierna afectada
  • Inflamación en parte o en la totalidad el brazo o la pierna, incluyendo los dedos
  • Dolor o incomodidad en el brazo o la pierna
  • Cambios en la piel (rigidez, engrosamiento, endurecimiento)
  • Ajuste de la vestimenta en el brazo o la pierna afectada

En St. Mary's Regional Medical Center, brindamos educación y tratamiento para linfedema a través de la Terapia Descongestiva Completa (CDT), que consiste en lo siguiente:

Drenaje linfático manual (MLD)

Es una técnica manual suave diseñada para hacer que el líquido y los componentes linfáticos superficiales se redirijan desde las áreas bloqueadas y se aumente la entrada de líquido en el sistema linfático.

Terapia de compresión

Este componente de CDT se logra a través de la aplicación de vendajes de compresión de varias capas o con el uso de vestimenta que previene la reacumulación de líquidos y mejora el retorno en venas y vasos linfáticos.

Los ejercicios curativos se realizan con vendajes de compresión o vestimenta de compresión en el miembro afectado. Estos ejercicios ayudan a aumentar el retorno del líquido linfático hacia el sistema circulatorio. Un cuidado meticuloso de piel y uñas ayuda a minimizar el riesgo de infecciones o la exacerbación del linfedema.