Lo que debe saber sobre el cáncer de piel

Para reducir la probabilidad de sufrir cáncer de piel es importante conocer los factores de riesgo, síntomas y opciones de tratamiento.

La mayoría de los cánceres de piel son a causa de una exposición excesiva a la luz ultravioleta (UV), como la que emiten el sol y las camas solares. La sobreexposición puede causar quemaduras y además modificar la textura de la piel y provocar su envejecimiento prematuro. También se ha vinculado la acción de los rayos UV a enfermedades de la vista como cataratas.

Prevención

No se trata de evitar el sol totalmente, sino de evitar tomar demasiado sol. Busque sombra, especialmente cuando el sol está más fuerte, entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Otras formas de limitar la exposición al sol incluyen usar ropa de protección como camisetas de mangas largas, sombreros y pantalones, usar pantalla solar a diario, gafas de sol y evitar las fuentes de rayos UV artificiales como las camas y pantallas solares.

Es importante prestar especial atención a los niños, ya que tienden a pasar mucho tiempo al aire libre y tienen mayor probabilidad de sufrir quemaduras, y no son conscientes de los riesgos. Se deben aplicar todos los consejos de prevención de arriba a los niños. Además es importante enseñarles a los niños acerca de los peligros de estar demasiado expuesto al sol, así a medida que crecen aprenden a protegerse solos. Se debe mantener a los bebés menores de seis meses lejos de la luz directa y a resguardo del sol con ropa y sombrero.

La American Cancer Society recomienda que las personas se revisen la piel de todo el cuerpo una vez por mes. Busque lesiones, manchas, bultos nuevos o que cambiaron su forma y no terminan de cicatrizar. Si encuentra algo sospechoso en su piel, consulte a su médico.

Tipos de cáncer de piel

Los tipos más comunes de cáncer de piel son los carcinomas de células basales y de células escamosas. Ambos son totalmente curables, pero pueden dejar secuelas físicas y el tratamiento es muy costoso. El tercer tipo más común de cáncer de piel, el melanoma, es el más peligroso y puede ocasionar la muerte. Estos tres tipos de cáncer de piel son en gran medida consecuencia de una exposición excesiva a los rayos UV.

Carcinoma de células basales

El carcinoma de células basales es el tipo más común de cáncer de piel, y da cuenta de unos ocho de cada 10 casos de cáncer de piel. Aparece fundamentalmente en áreas expuestas al sol, especialmente la cabeza y el cuello, y se desarrolla lentamente. El cáncer de piel de las células basales aparece como una lesión plana, firme, pálida o amarilla, similar a una cicatriz, con manchas rojizas elevadas que pueden causar picazón, con bultos pequeños rosados o rojos brillantes que pueden contener áreas azules, marrones o negras, como lesiones rosadas con bordes elevados y un área más baja en el centro, o como lesiones abiertas que pueden supurar o tener cascarita, pero que no cicatrizan o vuelven a aparecer.

Si no se extrae totalmente, el cáncer puede regresar y las personas que tienen una instancia de células basales tienen probabilidades de tener más en el futuro.

Carcinoma de células escamosas

Los cánceres de células escamosas representan dos de cada 10 diagnósticos de cáncer de piel. Aparecen con mayor frecuencia en partes del cuerpo expuestas al sol. Pueden aparecer con forma de manchas ásperas con relieve rojas que pueden tener cascarita o sangrar, bultos elevados o lesiones, a veces con centros hundidos, lesiones abiertas que pueden supurar o tener cascarita y no cicatrizan o reaparecen después de cicatrizar, o lesiones que parecen verrugas.

Factores de riesgo de cáncer de piel de células basales o escamosas

Los factores de riesgo incluyen:

  • Exposición a los rayos UV
  • Ser mayor, aunque estos cánceres son cada vez más comunes entre personas más jóvenes
  • Ser varón
  • La exposición a ciertos químicos, como arsénico, brea de alquitrán, parafina y algunos aceites
  • Exposición a radiación
  • Antecedentes de cáncer de piel
  • Inflamación o lesión en la piel grave y crónica
  • Tratamiento para la psoriasis que incluye rayos UV
  • Un sistema inmunológico debilitado
  • VPH
  • Fumadores

Tratamiento contra el cáncer de piel de células escamosas y basales.

Si le diagnostican cáncer de piel de células basales o escamosas, evalúe sus opciones de tratamiento para saber cuál es la que más le conviene. Según el tipo y etapa del cáncer y otros factores, las opciones de tratamiento pueden incluir:

  • Cirugía
  • Otros tipos de terapia localizada
  • Radioterapia
  • Quimioterapia sistémica
  • Terapia dirigida

Cáncer de piel: melanoma

Aunque es menos frecuente, el melanoma tiene más probabilidades de agrandarse y diseminarse, lo que lo hace más peligroso y mortal. La mayoría de los tumores de melanoma son negros o marrones, y se desarrollan con mayor frecuencia en el tronco en los hombre y en las piernas en las mujeres.

La señal de alarma más importante del melanoma es una mancha nueva en la piel o una mancha que cambia de forma, de color o de tamaño. También se puede ver diferente de todas las demás manchas de su piel. Si tiene alguna de estas señales de alarma, consulte a un médico para que examine su piel.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de melanoma incluyen:

  • Exposición a los rayos UV
  • Lunares
  • Piel clara, pecas y cabello claro
  • Antecedentes familiares de melanoma
  • Antecedentes personales de melanoma u otros cánceres de piel
  • Un sistema inmunológico debilitado
  • Ser mayor
  • Ser varón

Según la etapa del cáncer y otros factores, las opciones de tratamiento para el melanoma incluyen:

  • Cirugía
  • Inmunoterapia
  • Terapia dirigida
  • Quimioterapia
  • Radioterapia

Si se lo detecta en forma temprana, el melanoma se puede tratar con cirugía únicamente, pero los casos más avanzados por lo general requieren otros tratamientos.

Fuente: American Cancer Society