Lo que necesita saber sobre el cáncer de piel

Para reducir sus posibilidades de desarrollar cáncer de piel, es importante conocer los factores de riesgo, los síntomas y las opciones de tratamiento.

La mayoría de los cánceres de piel son causados ​​por la sobreexposición a la luz ultravioleta (UV), como el sol y las camas solares. La sobreexposición puede causar quemaduras solares, así como un cambio en la textura de la piel, haciendo que la piel envejezca prematuramente. Los rayos UV también se han relacionado con afecciones oculares como cataratas.

Prevención

No necesita evitar el sol por completo, pero debe evitar tomar demasiado sol. Busque sombra, especialmente cuando el sol está más fuerte: entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Otras formas de limitar la exposición al sol incluyen usar ropa protectora como camisas de manga larga, sombreros y pantalones, usar protector solar todos los días, usar gafas de sol y evitar fuentes artificiales de rayos UV. como camas de bronceado y lámparas solares.

Se debe prestar especial atención a los niños, ya que tienden a pasar mucho tiempo al aire libre, es probable que se quemen más fácilmente y no son conscientes de los riesgos. Todos los consejos de prevención enumerados anteriormente deben aplicarse a los niños. Además, a los niños se les debe enseñar los peligros de la exposición excesiva al sol a medida que crecen para que puedan protegerse independientemente. Los bebés menores de seis meses deben mantenerse fuera de la luz solar directa y protegidos del sol con ropa protectora y sombreros.

La American Cancer Society recomienda que las personas realicen un autoexamen de la piel de todo el cuerpo una vez al mes. Busque crecimientos, manchas, protuberancias, parches o llagas nuevas o cambiadas que no sanen. Si encuentra algo sospechoso en su piel, visite a su médico.

Tipos de cáncer de piel

Las formas más comunes de cáncer de piel son los carcinomas de células basales y de células escamosas, los cuales son altamente curables pero pueden ser desfigurantes y costosos de tratar. El tercer cáncer de piel más común, el melanoma, es el más peligroso y puede provocar la muerte. Estos tres cánceres de piel son en gran parte el resultado de la sobreexposición a la luz UV.

Carcinoma de células basales

El carcinoma basocelular es la forma más común de cáncer de piel, responsable de aproximadamente ocho de cada 10 casos de cáncer de piel. Aparece principalmente en áreas expuestas al sol, especialmente en la cabeza y el cuello, y crece lentamente. El cáncer de piel de células basales aparece como plano, firme, pálido o amarillo, similar a una cicatriz; levantó parches rojizos que podían picar; protuberancias pequeñas de color rosa o rojo brillante que pueden tener áreas azules, marrones o negras; crecimientos rosados ​​con bordes elevados y un área inferior en el medio; o llagas abiertas que podrían estar supurando o tener áreas con costras, que no se curan ni vuelven a aparecer.

Si no se elimina por completo, el cáncer puede reaparecer y es probable que las personas que tienen una instancia de células basales tengan más en el futuro.

Carcinoma de células escamosas

Los cánceres de células escamosas representan dos de cada 10 diagnósticos de cáncer de piel. Suelen aparecer en partes del cuerpo expuestas al sol. Pueden aparecer como parches rojos ásperos o escamosos que pueden formar costras o sangrar; bultos o crecimientos elevados, a veces con centros sangrados; llagas abiertas que pueden estar supurando o con costras que no sanan ni vuelven a aparecer una vez que se curan; o crecimientos parecidos a verrugas.

Factores de riesgo de cáncer de piel basal y escamoso

Los factores de riesgo incluyen:

  • Exposición a la luz UV
  • Ser mayor, aunque estos cánceres son cada vez más comunes en personas más jóvenes.
  • Ser hombre
  • Exposición a ciertos químicos, como arsénico, alquitrán de hulla, parafina y algunos aceites.
  • Exposicion a la radiación
  • Cáncer de piel previo
  • Inflamación o lesión cutánea a largo plazo o grave
  • Tratamiento de psoriasis que incluye luz UV
  • El sistema inmunitario debilitado
  • VPH
  • De fumar

Tratamiento del cáncer de piel basal y escamoso

Si le diagnostican cáncer de piel de células basales o escamosas, considere sus opciones de tratamiento y cuál es la mejor para usted. Según el tipo y la etapa del cáncer y otros factores, las opciones de tratamiento pueden incluir:

  • Cirugía
  • Otras formas de terapia local.
  • Terapia de radiación
  • Quimioterapia sistémica
  • Terapia dirigida

Cáncer de piel melanoma

Si bien es menos común, el cáncer de piel con melanoma tiene más probabilidades de crecer y diseminarse, lo que lo hace más mortal. La mayoría de los tumores de melanoma son negros o marrones, y es más probable que se desarrollen en el tronco para hombres y piernas para mujeres.

La señal de advertencia más importante del melanoma es una nueva mancha en la piel o una mancha que cambia de forma, color o tamaño. También puede verse diferente a todas las otras manchas en su piel. Si tiene alguna de estas señales de advertencia, haga que un médico le examine la piel.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para desarrollar melanoma incluyen:

  • Exposición a la luz UV
  • moles
  • Piel clara, pecas y cabello claro.
  • Antecedentes familiares de melanoma.
  • Antecedentes personales de melanoma u otros tipos de cáncer de piel.
  • El sistema inmunitario debilitado
  • Ser mayor
  • Ser hombre

Dependiendo de la etapa del cáncer y otros factores, las opciones de tratamiento para el melanoma incluyen:

  • Cirugía
  • inmunoterapia
  • Terapia dirigida
  • Quimioterapia
  • Terapia de radiación

Si se detecta temprano, el melanoma puede tratarse solo con cirugía, pero los casos más avanzados generalmente requieren otros tratamientos.

Fuente: Sociedad Americana del Cáncer