Volver a aprender lo básico en el Instituto de rehabilitación de St. Mary's

Durante un simple juego de ajedrez con sus hijos, Randy Caywood, de 41 años, sintió que su lado izquierdo del cuerpo se adormeció. "Me fui al sillón porque apenas podía caminar", dice Randy. "Sabía lo que me estaba pasando. Mi madre llamó al 911". Randy, padre soltero de tres hijos, sabía que estaba teniendo un accidente cerebrovascular. A Randy se le hicieron radiografías en un hospital local y le dijeron que tuvo un accidente cerebrovascular que se había resuelto solo. Lo enviaron a su casa. "Al día siguiente, casi no podía hablar ni caminar", dice. Randy fue a otro hospital, en donde se quedó por siete días.

Elegir St. Mary's

"Cuando llegó el momento de la rehabilitación, mi médico me dijo que St. Mary's era la mejor instalación con respecto a otras. Al estar tan cerca de mi casa y de mi familia, elegí el Instituto de rehabilitación en St. Mary's".


Mire a Randy Caywood mientras describe sus experiencias en el Instituto de rehabilitación de St. Mary's Regional Medical Center.

Los terapeutas físicos y ocupacionales en el Instituto de rehabilitación en St. Mary's Regional Medical Center ayudaron a que Randy volviera a aprender las actividades de la vida diaria. Se concentraron en ayudarle a recuperar su equilibrio, ya que tenía dificultades para controlar la parte superior de su cuerpo. Para recuperar su capacidad de habla, Randy trabajó con terapeutas del habla. Randy cuenta que se sentía cómodo en St. Mary's. "Los miembros del personal de enfermería eran como familia", dice. "Cuando mis hijos venían a visitarme, los trataban como si fueran propios".

Mantener la motivación

"Nuestro plan se centraba en su familia", cuenta Lori McMillin, directora del Instituto de rehabilitación de St. Mary's Regional Medical Center. "Estaba motivado para irse a su casa con sus hijos". St. Mary's ayudó a Randy a sobrellevar los meses más duros de su vida y ahora volvió a ser "papá". Ahora Randy sale a caminar con sus hijos, usando solo un bastón, ha vuelto a conducir y es voluntario en un centro de día en una iglesia. "Estaba paralizado en mi lado izquierdo. Estaba asustado", dice. "St. Mary's me enseñó a trabajar en ello y a creer en la recuperación. Me dijeron que si lo repetía en mi mente, podría lograrlo".

"Para mí, lo que más me ayudó del Instituto de rehabilitación de St. Mary's fue la actitud positiva que hay allí", dice Randy. "Sin importar nada, siempre fue positiva. Parecen más miembros de mi familia que médicos, enfermeros y terapeutas. Y tienen un buen sentido del humor. Estoy orgulloso de tenerlos cerca. Sé que si alguna vez tengo un problema, puedo ir allí y alguien me va a escuchar y ayudar".

Para saber si el Instituto de rehabilitación de St. Mary's Regional Medical Center es adecuado para usted o su familiar, llame al 580-548-5001. Los proveedores de atención de la salud que refieran a un paciente pueden llamar al mismo número.