Sentirse mal después del nacimiento de su bebé

Aproximadamente un 10 a 20 por ciento de las madres recientes sufren de depresión posparto (PPD), un tipo de depresión clínica que puede afectar a las mujeres después de que dan a luz. Si tiene inquietudes sobre cómo se siente luego de dar a luz, hable con su médico. Pese a que la PPD comienza por lo general dentro de los tres primeros meses después del nacimiento, también puede aparecer en cualquier momento dentro del primer año de posparto. Los síntomas de la depresión posparto pueden ser graves y afectar la manera en que usted cuida de sí misma y de su familia. Usted podría tener PPD si:

  • Tiene ansiedad excesiva.
  • Se siente triste la mayor parte del tiempo.
  • No puede concentrarse o pensar con claridad.
  • Tiene insomnio, que puede significar que tenga problemas para conciliar el sueño o problemas para dormir de noche.
  • Se siente irritable o enojada, a veces sin motivo, la mayor parte del tiempo.
  • No siente hambre y pierde peso muy rápido, o siente hambre con frecuencia y aumenta de peso de manera innecesaria o indeseada.
  • Tiene pensamientos que la atemorizan.
  • Se encuentra obsesionada o preocupada todo el tiempo.
  • Se siente culpable por todo.

Tranquilícese

Embarazo y depresión posparto

No intente ser una "supermujer" después de dar a luz. Permita que otras personas le ayuden. Le damos algunos consejos para reducir la PPD:

  • Organice períodos frecuentes de descanso.
  • Organice un momento sin interrupciones con su pareja, si es posible.
  • Tómese cada día tiempo para ducharse, lavar su cabello y vestirse, para poder sentirse bien.
  • Busque una niñera confiable, para que usted pueda salir de la casa al menos por una hora.
  • Hable con su pareja sobre sus sentimientos y preocupaciones.
  • Evite hacerse cargo de muchas cosas. Cumpla solo el rol de madre durante algunas semanas hasta que se adapte.
  • Si la casa se está ensuciando, no se agote tratando de mantenerla limpia. Pídale a un amigo o familiar que le ayude. No es tan importante cómo se vea su casa, y pese a como se vea, solo es algo temporal.
  • Priorice sus actividades. Lo más importante es cargar a su bebé y solidificar el vínculo madre-bebé.
  • Use atajos y disfrútelos. Ordene comida de un restaurante, use los alimentos del congelador o haga que sus amigos le lleven comidas.

Cómo obtener ayuda

Si cree que tiene depresión posparto, hable del tema con sus familiares y con su pareja y pídales que le ayuden: facilitando que usted descanse, preparando la comida, limpiando la casa y escuchando sus preocupaciones. El próximo paso es llamar a su médico y pedirle sus consejos y una posible derivación a un profesional de salud mental. Recuerde que la PPD es algo común y la mayoría de las mujeres que la padece se ha recuperado, sin llegar a convertirse en una amenaza para sí misma o para otras personas. Simplemente puede significar que está agobiada y necesita más ayuda. No obstante, si a usted, su pareja o su médico les preocupa la posibilidad de que usted pudiera dañarse a sí misma o dañar a otros, debe comenzar algún tipo de tratamiento. No hay por qué avergonzarse de buscar y obtener ayuda.

Para obtener un referido a un médico afiliado con St. Mary's Regional Medical Center, comuníquese con nuestro servicio gratuito de referidos médicos al 580-249-3741.