Un exceso de esta hormona del estrés puede causar estragos en su salud.

mujer estresadaAl cortisol se le conoce comúnmente como la hormona del estrés. Esto se debe a que es una de varias hormonas que su cuerpo produce en respuesta al estrés. Si bien desempeña un papel en la reacción del cuerpo al estrés, esta hormona también afecta otras funciones corporales. Su cuerpo produce naturalmente la hormona cuando la necesita, pero si produce demasiado cortisol, puede afectar negativamente su salud física y mental.

¿Qué papel juega el cortisol en tu cuerpo?

El cortisol es una hormona producida naturalmente por las glándulas suprarrenales. Desempeña un papel en la respuesta de lucha o huida de su cuerpo al estrés al aumentar la cantidad de glucosa en el torrente sanguíneo, mejorando el uso que hace el cerebro de esta fuente de energía y ralentizando funciones que no serían esenciales si su cuerpo tuviera que luchar. -o-modo vuelo. El cortisol también afecta el metabolismo y la presión arterial, así como la respuesta inmune e inflamatoria del cuerpo.

El cortisol se secreta naturalmente a lo largo del día y sus niveles varían según el ritmo circadiano. Los niveles de cortisol suelen ser más altos por la mañana, lo que le ayuda a empezar el día con fuerza. La secreción de la hormona disminuye gradualmente a medida que avanza el día, y los niveles alcanzan su punto más bajo por la noche, cuando llega la hora de dormir. Esto ayuda a regular el ciclo de sueño-vigilia. La producción de cortisol también se ve afectada por el estrés y otros factores que pueden estresar al cuerpo.

¿Qué pasa si tus niveles de cortisol están siempre altos?

Si constantemente tiene niveles altos de cortisol en su cuerpo, puede afectar negativamente su salud física y mental. Los síntomas comunes de niveles altos de cortisol incluyen:

  • Aumento de peso
  • Insomnio y otros trastornos del sueño.
  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Problemas con la memoria, la concentración y la toma de decisiones.
  • Cambios de humor
  • Debilidad muscular
  • Periodos irregulares
  • Bajo deseo sexual

Los niveles altos de cortisol también pueden aumentar el riesgo de padecer problemas de salud graves, como presión arterial alta, enfermedades cardíacas, diabetes y osteoporosis. Además, demasiado cortisol puede debilitar su sistema inmunológico, haciéndolo más propenso a enfermarse.

¿Qué causa que los niveles de cortisol sean altos?

Varios factores pueden afectar la cantidad de cortisol que produce su cuerpo. Una de las principales razones para producir demasiado cortisol es el estrés crónico. Algunas condiciones de salud también pueden aumentar los niveles de cortisol, incluidos los trastornos autoinmunes, las infecciones crónicas y el síndrome de Cushing, causado por un tumor ubicado en la glándula pituitaria o suprarrenal donde se produce el cortisol. Algunos medicamentos pueden elevar los niveles de cortisol. La falta de sueño o la mala calidad del sueño también pueden provocar que los niveles de cortisol sean más altos de lo normal. El ejercicio, el alcohol y la cafeína también pueden aumentar los niveles, aunque este efecto es temporal y los niveles vuelven a la normalidad con relativa rapidez.

¿Qué puedes hacer para reducir los niveles de cortisol?

Dado que los niveles altos de cortisol a menudo ocurren debido al estrés crónico, encontrar formas de reducir el estrés es una de las mejores maneras de mantener los niveles de cortisol en un rango saludable. Cada persona tiene diferentes formas de reaccionar y controlar el estrés, por lo que es mejor encontrar la que funcione mejor para usted. Evitar situaciones estresantes, cuando sea posible, es un buen comienzo. También puede ser útil encontrar formas de controlar el estrés, como practicar la atención plena, la meditación, la respiración profunda, el yoga y el ejercicio.

Copyright 2024 © Baldwin Publishing, Inc.  Cocinas electrónicas de salud® es una marca registrada de Baldwin Publishing, Inc. Cook eKitchen™ es una marca registrada de Baldwin Publishing, Inc. Cualquier duplicación o distribución de la información contenida en este documento sin la aprobación expresa de Baldwin Publishing, Inc. está estrictamente prohibida.

Fecha de la última revisión: 20 de febrero de 2024

Revisión editorial: Andrea Cohen, directora editorial, Baldwin Publishing, Inc. Editor de contacto

Revisión médica: Perry Pitkow, MD

Obtenga más información sobre Baldwin Publishing Inc. política editorialpolíticas de privacidad, Cumplimiento de la ADA and política de patrocinio.

Ninguna información proporcionada por Baldwin Publishing, Inc. en ningún artículo sustituye el consejo médico o el tratamiento de ninguna afección médica. Baldwin Publishing, Inc. recomienda encarecidamente que utilice esta información en consulta con su médico u otro profesional de la salud. El uso o la visualización de cualquier artículo de Baldwin Publishing, Inc. significa que comprende y acepta el descargo de responsabilidad y la aceptación de estos Términos de Uso.