Programa de neurociencia y espina dorsal

Neurología y neurocirugía

El grupo de neurociencia y espina dorsal en St. Mary's Regional Medical Center utiliza tecnología médica de avanzada para tratar una amplia gama de problemas neurológicos, que incluyen dolor crónico de espalda y compresión en la espina dorsal, fractura de espina dorsal, tumores cerebrales y otros trastornos de la espina dorsal y nerviosos. La cirugía guiada por imágenes, la cual ayuda a los cirujanos a operar de manera más precisa que con la cirugía estándar, se encuentra entre los avances tecnológicos más recientes agregados a los servicios del programa de neurociencia y espina dorsal.

Cirugía guiada por imágenes

Los médicos de St. Mary's Regional Medical Center tienen acceso a un sistema quirúrgico llamado StealthStation®, el cual ofrece tecnología de diagnóstico por imágenes en 3D para guiar a los cirujanos a través de procedimientos quirúrgicos complicados, entre ellos cirugías en el cerebro, la espina dorsal, ortopédicas y en orejas/nariz/garganta. El resultado es que los pacientes pueden experimentar tiempos de recuperación más rápidos, ya que los procedimientos suelen ser menos invasivos y más precisos que con la cirugía estándar. El sistema StealthStation® permite a los neurocirujanos que realizan cirugías en St. Mary's Regional Medical Center ver el lóbulo del cerebro y su relación con un tumor, o la estructura de una vértebra en la espina dorsal, para que puedan colocar con mayor precisión un implante artificial y así maximizar la movilidad del paciente.

Planificación detallada de la cirugía

Las imágenes en 3D son tan precisas que los cirujanos puede planificar la cirugía con anticipación, determinar la vía exacta hacia el área objetivo y saber qué estructuras críticas deben evitar. Antes de la operación, al paciente se le realiza una prueba de diagnóstico, como por ejemplo una TC (tomografía computarizada) o IRM (imágenes por resonancia magnética). Esas imágenes se convierten en imágenes 3D que muestran los órganos, músculos, tejidos y nervios del paciente. El cirujano luego usa esa información para planificar la operación en la computadora. Cuando comienza la cirugía, las imágenes 3D se sincronizan con la información en tiempo real proporcionada por las cámaras con diodo emisor de luz (LED) en el quirófano. Durante la cirugía, el sistema proporciona un flujo constante de información, de modo que se pueden hacer todos los ajustes necesarios. Debido a que permite al cirujano enfocarse en ciertas áreas de manera más precisa, se pueden evitar músculos, tejidos, nervios y vasos sanguíneos cercanos. Como resultado, los pacientes suelen pasar menos tiempo en el quirófano, tener incisiones más pequeñas y sufrir menos traumatismos en los tejidos circundantes. Esto permite tener hospitalizaciones más cortas y recuperaciones más rápidas. La cirugía guiada por imágenes también ofrece nuevas alternativas para pacientes con muchos problemas médicos, para quienes tal vez no toleren incisiones grandes e invasivas, y pacientes cuyas afecciones se consideraban inoperables en el pasado.

Artroplastia de disco cervical

Los cirujanos que participan en el programa de neurociencia y espina dorsal también ofrecen un procedimiento llamado artroplastia de disco cervical, en el cual se reemplaza un disco en la sección cervical de la espina dorsal por uno artificial. En el pasado, muchas personas se sometían a un tipo de cirugía llamado fusión, para aliviar el dolor agudo provocado por una lesión o degeneración de un disco. En la fusión se fusiona un hueso con otro para inmovilizar segmentos de la espina dorsal. Si bien alivia el dolor, también disminuye significativamente la autonomía de movimiento. El beneficio de un disco artificial es que funciona igual que una articulación, lo que permite a las personas inclinarse y girar de la misma manera que lo harían con un disco natural. El procedimiento no es adecuado para todas las personas, de modo que asegúrese de hablar con su médico sobre las ventajas y desventajas.

Cifoplastía

Los cirujanos de St. Mary's también realizan un procedimiento llamado cifoplastía, para frenar el dolor causado por una fractura espinal. El procedimiento estabiliza el hueso y revierte la compresión de los discos. Los candidatos más comunes para este procedimiento mínimamente invasivo son quienes sufren de osteoporosis o ciertos tipos de cáncer que han causado una fractura por compresión. En la cifoplastía, el cirujano hace una incisión pequeña en la espalda e inserta un tubo angosto. Después se inserta un balón especial a través del tubo hacia la vértebra y luego el balón se infla. A medida que el balón se infla, vuelve a posicionar la fractura en su posición normal. El procedimiento ayuda a aumentar la movilidad y a reducir el dolor, y por consiguiente mejora la calidad de vida de muchas personas.

Después de la cirugía

Luego de la cirugía, los pacientes pueden pasar a rehabilitación ya sea en nuestro Instituto de Rehabilitación para pacientes hospitalizados o en nuestro Centro de Rehabilitación para pacientes ambulatorios.

Para buscar un médico afiliado al programa de neurociencia y espina dorsal de St. Mary's, llame a nuestro servicio gratis de referidos médicos Direct Doctors Plus®, al 580-249-3741.